30 de mayo de 2014

El proyecto de Joann Sfar y Émile Bravo para continuar Blake y Mortimer

En el año 2000, el guionista Joann Sfar y el dibujante Émile Bravo propusieron a Dargaud un proyecto con el fin de continuar la serie Blake y Mortimer (que, recordemos, ya había sido retomada por el tándem Jean Van Hamme - Ted Benoit con un álbum muy exitoso, El Caso Francis Blake). Aunque la editorial lo rechazó (en realidad, aceptó sólo al dibujante, pero este se negó a trabajar con un guionista que no fuese Sfar, por lo que rehusó la oferta), gracias a la prensa conocemos algunos elementos de lo que podría haber sido un álbum muy innovador, tal vez demasiado. En una entrevista a "Le Collectioneur de BD" en enero del 2004, Joann Sfar reveló algunos detalles de su proyecto en colaboración con Émile Bravo. He aquí el extracto relativo al mismo:
 
"He entregado ya a Dargaud una sinopsis", cuenta el guionista. "Mi idea es que los Blake y Mortimer de Jacobs no fuesen relegados a un segundo plano, y para ello, la creación de un nuevo episodio con una atmósfera polar, bastante negra, en un estilo que recuerda a Hitchcock. Me gustaría hacer de Blake y Mortimer personajes mucho más realistas, y darles psicologías más complejas. Quiero sacar a Blake y Mortimer de sus arquetipos, y hacer de ellos personajes completamente creíbles. Émile Bravo, por su parte, respetaría el estilo gráfico de Jacobs. Él sabe hacerlo, incluso dibuja en el mismo papel que Jacobs. Simplemente se divierte haciendo un Mortimer un poco más barrigudo. La historia tendrá lugar en Londres, en la inmediata posguerra."
 
Por otro lado, Émile Bravo (que ya había realizado una parodia de Blake y Mortimer de la que espero hablaros próximamente) llegó a realizar dos planchas, que fueron publicadas primero en la revista Bodöi y años después en el especial de Marianne, esta última incluyendo además un dibujo inédito hecho para la ocasión por Bravo. Bravo nos cuenta que "la idea era hacer un álbum que demostrase que la continuación de Blake y Mortimer era imposible". Para él "no supuso ningún problema particular el reproducir el estilo de Jacobs", según sus propias palabras. A continuación reproduzco estas dos planchasde las cuales la primera está en color y la segunda en blanco y negro, tal como aparecieron en la revista Marianne (podéis ver la versión publicada por Bodöi, cuyo coloreado es ligeramente distinto, aquí y aquí).




Gracias al blog Blake, Jacobs et Mortimer, en concreto a esteeste y este artículos, por las imágenes y la información.

No hay comentarios:

Publicar un comentario