12 de marzo de 2017

Philippe Biermé: "No se puede ser el autor de los héroes creados por otro"

Philippe Biermé fue el confidente y colaborador más próximo de Edgar P. Jacobs, velando por su obra en el seno de la Fundación Jacobs durante más de 25 años y convirtiéndose en su heredero espiritual. Bajo su dirección, se procedió a recolorear todos los álbumes de Blake y Mortimer firmados por Jacobs. A la muerte de éste, supervisó la elaboración y publicación del segundo tomo de Las 3 Fórmulas del Profesor Sato, cuyo guion ya había dejado escrito el propio Jacobs y que fue finalmente dibujado por Bob de Moor, reconocido colaborador de Hergé y autor de series como Cori el Grumete y Barelli. A finales del año pasado, contacté con él para preguntarle su parecer sobre el devenir de la serie y qué rumbo habría elegido para ella si hubiese seguido presidiendo el Estudio Edgar P. Jacobs. He aquí sus respuestas:


Autorretrato de Biermé, rodeado de los espectros de Blake,
 Mortimer y del propio Edgar P. Jacobs (Fuente).

¿Podría usted introducir brevemente al argumento de El Retorno de Ícaro para aquellos que puedan estar interesados en adquirir dicho volumen? ¿En qué medida lo inspiró Jacobs? ¿Tenía usted en mente otros proyectos similares, otros proyectos de continuación de Blake y Mortimer?

En los dos tomos de El Enigma Jacobs que publiqué en 2007 y 2008 doy cierta información al respecto. Una buena lectura… En el libro Dentro de los Secretos de Edgar P. Jacobs, publicado por Éditions Gombert en 2015, encontrará también las respuestas; en concreto, en las páginas 37, 38 y 152. Estoy actualmente preparando un integral de los dos tomos de El Enigma Jacobs, revisado y en el que saldaré parte de mis cuentas con el mundo del cómic. En principio, saldrá a la venta en los primeros meses de 2017.


El Retorno de Ícaro es un guion de una secuela de El Enigma de la Atlántida
 que Biermé elaboró tras la muerte de Jacobs y publicó como libro en 2011.

¿Qué opinión le merecen el trabajo de Dargaud y de los continuadores en la serie? ¿En su lugar, qué habría hecho usted: habría creado un estudio similar a los Estudios Hergé para continuar la obra de Jacobs? ¿Qué haría usted ahora, tras más de veinte años de continuaciones? 

En la página 82 del libro Dentro de los Secretos de Edgar P. Jacobs, publicado por Éditions Gombert en 2015, encontrará mi respuesta. Me resulta claro que, si no hubiese sido obligado a vender el Estudio Edgar P. Jacobs a ese grupo [Dargaud] que forma parte del Opus Dei, yo habría creado, bajo la dirección del Estudio Edgar P. Jacobs, solamente dos nuevas aventuras de Blake y Mortimer: El Retorno de Ícaro y una secuela de El Misterio de la Gran Pirámide. No tres historias, sino dos. El autor sería el Estudio Edgar P. Jacobs con, como ocurre en el mundo del cine, un conjunto de colaboradores.


Extracto de la portada de Mortimer contra Mortimer, dibujada por Bob de Moor.

Estos colaboradores, como hice para el segundo tomo de Las 3 Fórmulas del Profesor Sato [titulado Mortimer contra Mortimer, publicado tras la muerte de Edgar P. Jacobs y dibujado por Bob de Moor], no tendrían derechos de autor, pero sí un sueldo. El propio Bob de Moor cedió sus derechos de autor sobre la citada continuación al Estudio Edgar P. Jacobs. Su contrato así lo estipulaba. Su nombre debe ser más pequeño que el de Jacobs. Y esto Dargaud ya no lo respeta. No se puede ser el autor de los héroes creados por otra persona.

Gracias a Philippe Biermé por haber respondido a mis preguntas.

3 comentarios:

  1. Vamos que el tío lo que quieres no es dar una entrevista, sino, que compres todos sus libros jajaja

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De hecho, la mayoría son bastante buenos...

      Eliminar
    2. Un punto de vista muy interesante en mi opinión. Sin embargo, creo que las continuaciones si se mantienen fieles al estilo del creador Jacobs, son más enriquecedoras que absurdas. Eso sí, siempre y cuando no se vuelva tan comercial como ha sido el caso del testamento de William S. Y de la onda septimus...

      Eliminar